YMCA NEWS

Embajadores de #UnClickDeDistancia comparten testimonio

La reciente campaña de procuración de fondos que YMCA Perú llevó adelante debió en parte su éxito a la labor de los embajadores, quienes con tiempo, talento y compromiso cosecharon resultados que permitirán incidir positivamente en la vida de 441 familias en situación de pobreza y vulnerabilidad. A continuación, cinco hermosos testimonios:

 

Ana Bellido Llaque

Toqué puertas en mi misión de embajadora aprendiendo una vez más de la generosidad de muchas personas, de la disposición de sus corazones con esta campaña orientada a apoyar a familias en estado de vulnerabilidad dado que sus proyectos de vida se encontraban en alto riesgo.

 

La inspiración de mi rol como embajadora procede de las muestras de nobleza del trabajo misional de YMCA Perú. Mis más admirables experiencias me las dieron Víctor quién se tomó dos días de feliz insistencia en hacer efectiva su donación; Edith, desde el extremo norte del continente. Pilar, quien me pidió información para compartirla con sus seguidores de Facebook y Martha, quien al escribir esta nota me dijo ya tengo separada mi donación para este mes. ¡Hechos ejemplares como tantos otros que dieron y dan cuenta de compromiso con la causa de solidaridad que nos acometió!

 

Ha sido un trabajo laborioso que, sin embargo, me ha permitido reencontrarme con amigos de antaño, recordar afectos, conocer nuevas historias de vida, consolar como celebrar. #UnClickDeDistancia le dio un nuevo propósito a mi vocación de servicio.

 

Clarisa Briche Muñoz

Me gustaría compartir una de las tantas experiencias que tuve al ser embajadora de la campaña #UnClickDeDistancia. ¡Llamé a tantas personas!… Aun cuando con varias de ellas no conversaba desde hacía tiempo. Entonces decidí primero enviarles un mensajito y al recibir su respuesta, llamaba inmediatamente y les contaba acerca de la campaña. Definitivamente Dios era quien ponía las palabras mágicas para lograr que más personas se sumaran al gran reto. Sentí mucha alegría cuando afirmaban: “Sí, Clarisa, cuenta con mi apoyo”.

 

Lo vivido me motiva mucho más, a fin de seguir tocando corazones bondadosos y solidarios que respondan al llamado de Dios.

 

Stephany Cancino Macazana

Haber sido Embajadora de #UnClickDeDistancia, tras mi paso como trabajadora social en el equipo de Inclusión y Desarrollo Comunitario, ha sido una experiencia significativa para mí en estos tiempos de pandemia que pasarán a la posteridad. Tener la posibilidad de aportar nuevamente a la comunidad que beneficia YMCA, acompañada de un gran equipo humano, hizo la labor gratificante. Ha sido emocionante conectar voluntades de amistades con las que había perdido contacto y que la campaña me llevó a entablar una conversación, saber cómo están y recibir cada aporte desde lo profundo de su corazón.

 

El proceso superó mis expectativas. Definitivamente, desde múltiples dimensiones, el propósito de la campaña humaniza.

 

Eloísa Miranda de Zambrano

Entre las cosas que nos enseña la pandemia, está el ser más solidario. No es cuánto se aporte, sino disponerse a ayudar al hermano que menos tiene, lo cual implica ser empático. Siento mucha alegría y gratitud por los hermanos peruanos, alemanes, estadounidenses que se hicieron presente con su donación. Por otro lado, sentí mucha tristeza al ver tanta pobreza, indiferencia, egoísmo y corrupción en el Perú. Todo ello influye y frena la voluntad de donación.

 

Di click porque confío en el trabajo que hace YMCA Perú en los programas de inclusión y desarrollo comunitario. Es un trabajo de años realizado por profesionales. En absoluto es asistencialismo, por eso es grato ayudar y sin duda, las circunstancias dieron pie al apoyo económico.

 

Como asociada básica, mi compromiso con la misión se hizo más real. Hay diferentes maneras de apoyar, pero en esta ocasión se necesitaba dar dinero para que éste pudiera llegar a las familias y les ayude a encaminar la adquisición de alimentos de primera necesidad. Pasada la cuarentena, las contribuciones servirán a las familias para re-emprender y volver a ser económicamente activos.

 

Tengo esperanza que todos podamos apoyar siempre a Lima, Arequipa y Trujillo que pareciera viven en eterna pandemia, con múltiples temas en verdadera emergencia.

 

Daniel Vives Rivero

Participar de la campaña #UnClickDeDistancia ha sido realmente alentador y he sentido un mayor compromiso con la misión de YMCA Perú. Durante el tiempo de la campaña sentí que el mayor reto fue lograr que personas ajenas al movimiento YMCA contribuyeran, conociendo el objetivo de la campaña y el servicio que se extendería a quienes más lo necesitan. Los recursos audiovisuales puestos a disposición permitieron una mejor explicación y monitoreo de las contribuciones, siendo de gran ayuda para brindar confianza a los potenciales donantes. Contacté a familiares y amigos, quienes tuvieron seguridad en YMCA y contribuyeron.

 

A modo de anécdota, una donante me escribió sorprendida porque recibió una llamada telefónica de YMCA en agradecimiento a su donación, hecho que nunca le había ocurrido. Queda confirmado el valor que tienen los detalles y cómo podemos ayudar a otros aportando nuestro grano de arena.

Deja una respuesta

Su correo electrónico no sera publicado Los campos marcados son obligatorio *