YMCA NEWS

Juventudes y emprendimiento: un camino frente a la crisis

  Por: Isabella Reyna Gonzales

Muchos jóvenes peruanos decidieron no dejarse vencer por la crisis que el país padece. No fue camino sencillo para quienes tienen acceso limitado a recursos, puesto que no se cuenta con apoyo para asegurar el mayor éxito de la iniciativa. YMCA ofrece a jóvenes en situación de vulnerabilidad de Lima, Arequipa y Trujillo proyectos que les permiten acceso a herramientas concretas y a montos solidarios para capitalizar negocios.

Compartimos la historia de Isabella Reyna Gonzales, joven emprendedora en la capital de la primavera:

 

Enfrentamos tiempos difíciles y más nosotros los jóvenes, que por razones económicas o salud física o emocional, nos deprimimos y nos inmovilizamos. Personalmente, soy una joven de 21 años que piensa distinto. Ciertamente esta crisis nos está afectando, pero estamos llamados a levantarnos y hacer la diferencia.

 

Actualmente tengo un emprendimiento que he logrado mantener en pie: la venta de agua embotellada. YMCA me brindó capacitaciones que me han permitido crear y sostener mi negocio. El agua es un producto vital para la salud, por eso todo este tiempo de pandemia he mantenido mis ventas. Yo me las agencio, no soy de las personas que esperan al cliente en casa. Toca salir a difundir, no quedarse de brazos cruzados, por eso incorporé el servicio de delivery.

 

Gracias a Dios, tengo la dicha de contar con el apoyo de mi madre. Hoy en día, las dos somos quienes vemos el negocio. Tuve también buena estrella porque hace poco me presenté a la convocatoria de una reconocida empresa agroindustrial en Trujillo y conseguí un puesto de trabajo como digitadora. Esto responde a uno de mis anhelos porque llevé la carrera de computación e informática. Recientemente YMCA me apoyó con estudios complementarios de cajero bancario, lo cual ha sumado a mi vida  nuevas oportunidades. Ante ésta y cualquier otra crisis, yo tengo armas para luchar y salir adelante.

 

Cuando  la vida nos pone ante oportunidades, debemos aprovecharlas. Si una puerta se cierra, una ventana se abre. Por eso, jóvenes, seamos resilientes, perseverantes y luchadores”.

 

 

Deja una respuesta

Su correo electrónico no sera publicado Los campos marcados son obligatorio *